• Adarve Estudio

Concurso para la Regeneración Urbana de Azuqueca de Henares

Adarve estudio obtiene el segundo puesto en el concurso para la mejora del área comercial del centro urbano de la localidad.

El Ayuntamiento de la localidad saca a concurso el proyecto de reurbanización del área comercial del centro urbano del municipio. Adarve Estudio propone una ampliación de las aceras existentes en las citadas vías en detrimento del espacio actualmente ocupado por los vehículos a motor, en forma de plazas de aparcamiento.


La idea de la intervención en dar prioridad a las circulaciones peatonales subordinando la circulación rodada, que pasa a perder el protagonismo en el ámbito.


El proyecto

Por un lado, se propone una “acera de invierno”. Este tipo se ubicará en la acera de menor anchura con respecto a la sección de la calle. La “acera de invierno” consiste en un paseo libre de mobiliario urbano y árboles (a excepción del mantenimiento de los existentes) que recibe la incidencia de la luz solar de manera continua durante todo el año, por lo que será el lado preferido para el paseo de los peatones en los meses más fríos. Entre esta acera y la calzada se propone un límite físico consistente en unos bancos prefabricados de hormigón y unos parterres lineales que albergan una vegetación arbustiva. Ambos elementos funcionan como delimitadores de los ámbitos destinados al coche y al peatón, y como barreras de protección visual de la calzada. Al mismo tiempo, la presencia de elementos físicos cercanos a la línea de calzada produce una reducción subjetiva de la anchura de la misma por parte de los conductores, por lo que contribuirá a la reducción de la velocidad de circulación en los tramos de vía donde se sitúen.

Por otro lado, se propone una “acera de verano” en el lado opuesto de la calzada. Dicho espacio peatonal se ubicará en la acera de mayor anchura de la calle, ya que en su sección tipo se distinguirán bandas longitudinales que acogen diferentes usos: una zona de paseo y conexión, en su límite más inmediato con la calzada; una zona más estancial en la franja central; y una franja de acceso a la edificación residencial y a los locales comerciales, que ocasionalmente puede ser ocupada por las terrazas de los negocios de restauración. En la franja central de estas aceras de verano, destinada a zonas de estancia más prolongada, se proyecta la plantación de la especie Prunus Leilandii (ciruelo rojo), a una distancia aproximada de cinco metros. Se propone esta especie caducifolia para que pueda proporcionar sombra durante los meses más soleados de primavera y verano; mientras que, en invierno, permitirá la incidencia de la luz solar tras la pérdida de sus hojas. El color de las calles principales cambiará con las estaciones, ya que el proyecto plantea la plantación de 100 árboles de esta especie, a la vez que se mantienen los 63 árboles existentes.


Para favorecer el uso de estas aceras, se proyectan122 metros de banco en las aceras de verano y 155 metros en la aceras de invierno, a la vez que se potencia la movilidad sostenible proponiendo la introducción de aparcamientos para bicicletas. Aunque la proyección de un carril bici no tendría sentido en un ámbito de actuación tan reducido, se puede potenciar el uso de la bicicleta cediendo espacios para los ciclistas, que podrán compartir la calzada con los vehículos de motor. Los aparcamientos propuestos, de hormigón prefabricado, podrán usarse como bancos en los casos donde no haya bicicletas aparcadas.

Las circulaciones

El protagonismo del peatón se manifiesta en el nuevo trazado propuesto para su circulación, en el que se da prioridad a su movilidad, fijando una franja de paseo paralela a la calzada. A diferencia del trazado convencional, los pasos de peatones en las intersecciones no se retranquean con respecto a la calzada, sino que se alinean a la misma, formando parte de la acera y encontrándose a la cota del peatón, sin ningún tipo de discontinuidad; esta disposición hace esta circulación peatonal completamente accesible para personas con movilidad reducida.


Los pasos de peatones son una continuación natural de las franjas de paso de las aceras, y son únicamente diferenciables por un cambio en el material del pavimento. Cuando los pasos de peatones se encuentran en la intersección de dos calles, siendo una de ellas de un único sentido de circulación tal y como sucede en el ámbito de actuación del proyecto, uno de sus extremos tendrá forma curva, al adaptarse al radio de giro de los vehículos a motor. Estos pasos de peatones funcionarán como resalto para la circulación rodada.



Desde Adarve Estudio, pensamos que los criterios para la adjudicación de contratos por parte de las administraciones resultan incomprensibles a día de hoy. La oferta económica de los honorarios del licitador tiene un peso determinante a la hora de seleccionar el proyecto ganador. Si bien esta oferta es importante, entendemos que el ahorro fruto de elegir al licitador más económico supone para el órgano de contratación un ahorro que difícilmente supera, en los proyectos que implican obra, el 1% del presupuesto total. Es por ello que entendemos que las administraciones deberían dar prioridad al proyecto y su concepto, así como a la calidad técnica y arquitectónica de las ofertas, dada la importancia que estos trabajos tienen para el futuro de la ciudad y de nuestra sociedad.